BlackStar Wedding – B&V y su boda surfera y tropical

La primera vez que conocí a Belén fue para plantear juntas un editorial con Beba´s Closet. En ese momento yo no sabía que se casaba y como noté cierto entusiasmo en sus preguntas, le conté la pasión con la que vivo las bodas Nara. Poco tiempo después de aquella sesión, me llamó para decirme que se casaba y para mí fue una sorpresa que quisiera contar conmigo. Y os podéis imaginar la responsabilidad que suponía, ya que seguro conocía a un montón de WP que estarían encantadas de hacerle la boda. Nunca le pregunté por qué se decidió por mi. No soy muy de preguntar… Poco después conocí por fin a Ventura. Quedamos para desayunar un domingo al lado de su casa y Belén llegó con los ojos con un brillo especial y es que Ventura le acababa de entregar el anillo de compromiso. Por lo que la emoción del momento ya generó un “algo” especial.

nara-connection-suma-cruz-tocado-02

Fueron, sin lugar a dudas, los meses más locos e intensos que pueda recordar organizando un bodorrio, además, fuera de lo común. Cambiamos de lugar de la boda, de fecha, de Ayuntamiento (y en el propio Ayuntamiento de concejales), de catering y de decoración, mientras ella viajaba cada 2-3 semanas para ver a Ventura, que vivía en Brasil. Para organizarnos, por Wapp prácticamente todas las noches, de día hablábamos de los preparativos, de madrugada respondía por e-mail las preguntas del novio (para que no notase la diferencia horaria), algunos lunes quedábamos en el antiguo Beba´s de Monte Esquinza (que era el día que cerraba la tienda), algunas tardes – noches nos reuníamos en su casa y veíamos cosas de presu y decoración mientras Belén le daba la cena a su niño, y mientras estaban juntos en Brasil, nos comunicábamos por Skype. Esto sumado al resto de las bodas, supuso el año en que menos dormí de mi vida.

nara-connection-bebas-closet-wedding-dress-00

Para ellos fue también una experiencia muy intensa, porque además de lo que implicaba organizar una boda con todo (y todo es todo) lujo de detalles, planeaban otra boda íntima (anterior a la de Madrid) en Trancoso, un cambio de vivienda y, posterior a todo esto, un cambio de tienda a Almirante. Cualquiera entraría en pánico gestionando semejante presión, pero lo cierto es que toda la temporada salió rodada. El resultado, del que me siento personalmente orgullosa por lo que supuso ese año a todos los niveles, lo podéis comprobar en estas preciosas fotos de Sara Lobla.
Charo Palomo y su equipo se encargaron del estilismo de la novia y las mujeres de la familia, alojadas desde el día anterior ya en La Torre Box Art. El maquillaje, muy natural y con mucha luz, le duró todo el día. Y de peinado, un recogido con un tocado maravilloso de Suma Cruz.

nara-connection-elisabeth-blumen-03

nara-connection-bebas-closet-lander-urquijo-04

Belén, por supuesto, con un vestido de Beba´s Closet, modificado de la primera boda de Brasil para añadir un detalle de encaje hasta los pies. Ventura, de Lander Urquijo.
El día elegido tenía que ser el 21 de junio, porque el 22 era el cumple del novio y así llegarían todas las celebraciones y sorpresas juntas. Para ese día ya tenía pre reservada otra boda, sin embargo con ByV ya llevaba un mes trabajando y no quise dejar nada a medias. Los otros novios lo entendieron.

El lugar, un precioso hotel boutique del s.XIX, La Torre Box Art, en que que planteamos un proyecto de decoración muy original y colorista, distribuyendo los puestos de comida y bebida en modo perimetral: puesto de cremas y ensaladas, jamón con pan y tomate, el puesto de paella, el corner de cerveza Burro de Sancho y Sagra, la barra de caipirinhas, la barra circular iluminada de Gin&Tonic y el Burger corner.

nara-connection-boda-tropical-11

Además, dispusimos 5 zonas diferentes, de mesas y sillas, en 2 alturas, con una decoración muy especial. Para la terraza superior, mesas de metal en 2 colores con manteles de encaje (de Bebas) y unos centros con flor blanca y pluma espectaculares que diseñó Elisabeth Blumen, junto a los que le pedimos para las barras (con pareos que hacían de manteles, de Mimub), las mesas centrales (con manteles tropicales de Zara Home) y las de los rincones del jardín y la piscina.Para la mesa corrida creó un camino de frutas pintadas y cestos en tonos naturales, con mucha “vida” gracias a los colores y el juego de texturas.

nara-connection-centro-flores-pluma-dorada-elisabeth-blumen-12

Sólo enviándole el plano, el estilo y las telas, Isabel supo captar la esencia de la decoración floral que requería el evento. Para rematar, unos centros colgantes, en violeta, blanco y verde, encima de la barra iluminada, para darle más presencia y un toque exótico. Todo planteado en el proyecto de deco, by Nara Connection.

nara-connection-moviles-plumas-estrella--surfboard-05
En pincipio, estos móviles estaban pensados para los árboles de la entrada, pero se perdían con la vegetación y a las once de la noche, tras todo un día de montaje y en la víspera de la boda, nos subimos a quitarlos para colocarlos en las carpas centrales, que se veían mucho más. Tardamos 2 semanas en terminarlos, ya que había que pintar, uno a uno cada elemento por separado (aros, plumas, estrellas y tablas de surf) dejarlos secar, pegarlos al aro y volver a dejar secar. Un trabajo de chinos, pero al final quedó bastante pintón. Estos eran los elementos más simbólicos de la boda. La pluma por la esencia soñadora de Bebas. La tabla de surf, por la afición de V a este deporte. La estrella, por BlackStar, el sitio donde comenzó su historia, “poco convencional” como ellos suelen definirla. Seguramente coincidieron mil veces sin saberlo cuando eran peques. Vivían en el mismo barrio, la guarde de ella estaba frente a la casa de V… Pero él se fue con 13 años a vivir a Alemania y hasta que no coincidieron unos meses en Madrid, en el que sería el primer trabajo de Belén (Bain&Co) no tuvieron la ocasión de conocerse. Pero cada uno siguió una trayectoria profesional diferente y hasta 10 años después, no volvieron a coincidir, por casualidad, en una cena de amigos organizada en BlackStar. Y pese a que se negaban a embarcarse en una relación a distancia (él vivía en Brasil), algo fue creciendo hasta el punto de tener que superar 870.000km de distancia para apostar por la que sería la historia de su vida.

Siempre digo que no se puede personalizar una boda sin saber los detalles fundamentales de la pareja (cómo se conocieron, cómo llevaron su relación, ciudades donde han vivido o viajado juntos, etc.). Más abajo tenéis el ejemplo de lo que considero que es diseñar al detalle una boda única.

Como a la boda venían amigos de todas partes del mundo, para poder organizarles y controlar la asistencia, los alojamientos, los puntos donde les recogería y dejaría el bus, la lista de bodas y cualquier detalle relacionado con los espacios, los novios y la celebración, diseñamos una web brutal. No os la podemos enseñar porque es muy personal, sobre todo, por las fotos de su vida privada. Pero para que os hagáis una idea de la estructura, podéis ver este enlace.

nara-connection-samantha-de-espana-06nara-connection-design-wedding-stationery-branding-14bnara-connection-decoracion-07

Por lo que los símbolos en este caso eran más que importantes, así que no sólo los utilizamos para los móviles colgados de las carpas, las invitaciones y el resto de la papelería y cartelería de la boda, sino también para los delantales de los camareros. Ventura nos dejó pintar con pintura de pizarra en una de sus tablas de surf, para escribir encima los platos del menú de Samantha de España, que gracias a Piluca, Pitu y todo el equipo, tanto la comida como el servicio resultó un espectáculo. Jamón del valle de los Pedroches, chips de verduras, guisantes de wassabi, almendras fritas, brocheta de tomate y mozzarella, tosta de puré de alcachofa con cecina, crostini de presa ibérica con toque de gelatina al PX, brocheta de langostino y espárrago verde con salsa francesa, brocheta de roast beef a las tres mostazas, croquetas de bresaola, chipirones a la plancha con cebolla en 2 texturas, montadito de solomillo de buey a la parrilla y mantequilla Cafe de París, daditos de merluza con pisto y ragout de enoki con foie. Con esto se abría el apetito, a la llegada de los novios del Ayuntamiento de Collado Mediano. Los invitados ya esperaban en la finca tomando el primer refresco y preparados para darles una gran bienvenida!
nara-connection-paella-catering-09nara-connection-salad-corner-samantha-de-espana-13nara-connection-decoracion-vegetable-corner-14

Además de todo lo anterior, había un corner de paella hecha en el momento y asistida por un cocinero (no podía faltar porque la familia de B es de Alicante) y una barra buffet gigante para cremas y ensaladas que decoramos con un montón de verdura que encargamos a Mumumío. Para la decoración, además de los pareos de Belén, colocamos unas cajas color natural teñidas a mano, y las otras, pintadas en color “verde nara” para subir el tono tropical de la barra. En cada caja, la noche anterior, colocamos las verduras, escogiéndolas una a una para que en lugar de un batiburrillo fueran preciosos centros de color con alcachofas, puerros, tomates, lechugas, patatas, berenjenas, pepinos, pimientos y espárragos, entre otros. Al finalizar el buffet, estas cajas las preparamos para que los invitados pudieran llevárselas a casa por la noche, ya que los productos eran de la mejor calidad.
nara-connection-wedding-location-pool-25nara-connection-design-stationery-samantha-de-espana-16

Y para la novia, un diseño con un mensaje especial, que me aprendí la primera vez que estuve en la casa de Belén. Había un cartel en la pared principal del pasillo que decía “Dreams can come true if we have the courage to pursue them”. La esencia de Bebas está muy ligada a los sueños y para B es una realidad. Lo descubriréis al final del post.

nara-connection-mango-sorbet-samantha-de-espana-19Y para poner la nota dulce, en la barra para café, té, licores y postres, el equipo de cocina preparó unos pastelitos crujientes de tarta de chocolate Samantha de España, crêpes de dulce de leche, brik de manzana con canela, sorbete de mango con crema de queso, mini carrot cake y mini cheesecake.
nara-connection-torre-box-art-boda-tropical-08nara-connection-batucada-20nara-connection-batucada-21
Para crear zonas de sombras, planteamos dos espacios con carpas abiertas y sujetas por palos de bambú, para que los invitados pudieran disfrutar de toda la boda al aire libre y protegidos del sol. Y mientras terminaban con el café y los licores, entró de sorpresa una banda de Batucada para animarles a bailar al ritmo de la percusión y tras un show en dos partes, los invitados se lo pasaron bomba en el baile y la disco que, de la mano de MásMusic, duró hasta la madrugada, momento en que los buses de Esteban Rivas les llevaron de regreso a Madrid.
Y para finalizar, imágenes de recuerdo de los momentos que vivimos y compartimos en un día muy especial para una pareja poco convencional. Una historia que habla de perseguir los sueños…

nara-connection-bebas-closet-18

nara-connection-floral-arrangement-elisabeth-blumen-17

nara-connection-wedding-location-pool-26

 

 

 

 

 

 

 

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *