Luis&Carol, con el brillo en los ojos…

Esta es la preciosa historia de un flechazo como Dios manda, contada de la mano de la novia. Se conocieron en Mojácar en un viaje que hicieron con su respectivo grupo de amigos. Cosas del destino. Quién les diría que cinco años y tres semanas más tarde iban a sellar su compromiso en la preciosa Iglesia de San Francisco de Borja, más conocida como la Iglesia de Los Jesuítas de Serrano.

Foto Diego Vergés

Carolina cruzó el umbral de la iglesia a las doce del medio día, con un precioso vestido, regalo de sus padres. Un día su madre le enseñó el vestido en una foto y a la novia no le motivó demasiado, pero sí se quedó con una sensación extraña por haberlo rechazado sin ir a verlo. Se acordaba bastante de aquel vestido y decidió reservar cita en Pronovias para ir con su hermana, madre y futuras cuñada y suegra, para que le dieran su opinión. Cuando salió del probador estaba emocionada y las caras de sus cómplices le hicieron saber que aquel era su vestido. El primero de todos! No se equivocó, estaba espectacular. Para ella era muy importante disfrutar de ese momento con las cuatro porque son muy especiales para Carol y quería que compartieran con ella todos los momentos significativos de los preparativos.

diegoverges_12

<<Ya ves, así de rápido, el primer día que salí a buscar y el primer vestido que me probé, así fue. Como mi madre no podía creerse que me fuera a quedar con el primer vestido que me había probado, me probé algunos más, pero definitivamente aquel era el mío>>

diegoverges_40

Después se lo volvió a probar acompañada del novio de su hermana, que coincide en gustos con Luis, y le confirmó que ese era su vestido, muy del estilo sencillo y elegante que caracteriza a Carolina, rematado con un fajín que marcaba su figura.

diegoverges_16

La hermana de Luis le regalo el precioso ramo de Bourguignon, de peonías y rosas de pitiminí. Mike, el encargado, supo adivinar enseguida el estilo de Carolina y confeccionó un maravilloso ramo que además le acercaron a casa el día de la boda.

Foto de Diego Vergés

Los zapatos, de Franjul, fueron regalo de su hermana. Carol quería que fueran del mismo color que el ramo, rosa palo y eligieron este taller por ser de confianza, de los de toda la vida. Les explicó el tipo de zapato que quería acorde con su vestido y le sacaron una amplia muestra de pieles entre las que eligió el tono que podéis ver en la foto. Unos zapatos que luego podrá ponerse en muchas otras ocasiones.
A Cristina y Ana, primas de la novia, les hacía mucha ilusión que Carol llevase el velo y la peineta que llevaron ellas el día de su boda. Muy del estilo divertido, fresco y juvenil que define a la novia. Y en la misma línea de sencillez y naturalidad completaban el look unos preciosos pendientes de oro blanco y diamantes que le regalo su tía Carolina.

Carol llevaba una pulserita de oro y perlitas que guardaba desde su comunión, y el precioso anillo que le regaló Luis cuando se declaró. Además, una liga, un pañuelo en el ramo y un abanico, todo de encaje de bolillos hecho a mano por una amiga de la familia, Orosia. Joyas que conservará sin duda toda la vida.

Foto Diego Vergés

En cuanto a los días previos al enlace, Luis se quedó con Carol hasta la tarde del día anterior para transmitirle calma, pero Carol no se puso realmente nerviosa hasta que su madre, en la víspera de la boda, se puso a colocar todo lo que Carol se iba a poner el día de la boda. Se metió en la cama emocionada, con un nudo en la garganta y sin poder pegar ojo le escribió un mensaje a Luis diciéndole lo contenta que estaba y <<bla, bla, bla…>> nos dejó con las ganas de saber qué le decía!! Aunque es más que comprensible. Gracias Carol por compartir tantos secretos con nosotros.

Foto Diego Vergés.

Carolina disfrutó de cada momento del día y aunque se estuvo cruzando llamadas toda la mañana sin poder hablar con Luis, no dejó de emocionarse y sonreir al ver lo guapa que la estaban dejando y lo contenta que estaba su madre. Es un momento muy especial para las novias, cuando te das cuenta realmente de que en unas horas vas a formar una familia con la persona que más quieres. Indescriptible.

Foto Diego Vergés.

El viaje en coche hacia la iglesia se le hizo el más largo del mundo, con todos los semáforos en rojo. En el último su hermana Elena bromeó con que si estaba segura o quería dar la vuelta y cuando Carol respondió dijo – ¡Conductor! ¡Vamos que se casa! –  Esto le ayudó para reírse y liberar tensiones, porque la entrada a la iglesia, tal y como le pasó a ella, es un momento extraño en el que reconoces un millón de miradas a tu paso, hasta que cruzas la mirada con tu futuro marido y estás deseando llegar hasta él.

Durante la ceremonia, aunque se mantuvo con el semblante tranquilo en todo momento, el padre de Carol le cogió la mano para darle un beso, un momento muy emocionante, desde luego.

Foto Nara Connection
La salida fue muy divertida porque el conductor del coche se quedó esperando en la puerta de la Iglesia y cuando se montaron los novios, el coche se quedó sin batería y no se movía, así que tuvieron que coger el coche de los padres de Luis para subir hasta Torrelodones para la celebración.

Foto Diego Vergés.

Allí, en El Pendolero, les esperábamos, deseando ver la cara de los novios recién casados. Según nos escribió Carol  << cuando llegamos a la finca y vi lo bonito que estaba todo me puse eufórica no podía parar de mirarlo todo era tal y como me lo había imaginado>>

Foto Diego Vergés.

Para la decoración de la finca les propusimos elementos naturales, tal y como son ellos, centrándonos en la madera, el cristal y la rafia natural. La finca tiene espacios abiertos, una maravillosa panorámica de Madrid y mucha luz, por lo que elegimos mezclar tonos rosas y morados con paniculata blanca, de forma que destacasen con el verde frondoso de la finca.

Foto Nara Connection

Para la decoración del cenador elegimos manteles color blanco con un camino de mesa de tela de saco color natural. Para los centros de mesa contamos con el increíble trabajo de María de Flores en el Columpio. Encargamos una composición de ranúnculos rosas y blancos, alhelíes morados y paniculata, por bloque de botellas que hicimos por encargo, expresamente para los novios.

Foto Diego Vergés.

Os mostramos aquí la composición floral en detalle, con la pizarrita que utilizamos como mesero para que los invitados localizasen su mesa correspondiente. Los novios eligieron botellas de cristal de distinto color y altura, composición que cuadramos con un grupo de tres velas por mesa.

Foto Nara Connection

Aquí tenéis otro detalle de la decoración interior.

Foto Nara Connection

Para el exterior, en la zona de cocktail, la decoración era del mismo estilo sobrio y divertido, pero buscando también el contraste. Se colocaron cuatro mesas alrededor del estanque con manteles color verde limón y unos parasoles blancos.

Foto Nara Connection

Junto al invernadero colocamos el protocolo en un caballete gigante, acompañándolo de una composición floral muy rústica. El diseño del protocolo conservaba el mismo tipo de papel, color y tipografía que las invitaciones. El sitio elegido fue perfecto para que los invitados encontrasen fácilmente su ubicación en la sala. Así es como evitamos que se amontonen los invitados en la entrada y aseguramos que encuentren cómodamente la mesa en la que se les ha colocado.

Foto Nara Connection

Aquí os mostramos un plano más detallado del protocolo.

Fotos de Diego Vergés.

¿Y cómo saben los invitados en qué número de mesa se han de colocar? Antes del protocolo hemos colocado unas escaleras de madera con una cuerda de la que pendían los listados con los nombres de los invitados ordenados alfabéticamente. Acompañando a cada nombre, el número de mesa correspondiente. Así cuando llegasen al protocolo sólo tenían que buscar el número. Sencillo y práctico.

Fotos Nara Connection

Os mostramos un ejemplo de los elementos de la papelería, todos diseñados con la misma tipografía y estilo. Una boda cuidada detalle a detalle. Si os fijáis en el protocolo, en la mesas destinadas para los niños dibujamos un caballito. En las minutas diseñamos la cabecera con una cabeza de venado, muy en consonancia con el estilo rústico de la finca. Y para cerrar el menú, el sello de TenCook, el catering que confeccionó este delicioso manjar.

Foto Nara Connection

Y de la papelería pasamos a los detalles de diseño del exterior. Justo donde estamos sacando la foto es el lugar donde se ubicó la barra de cocktail. Desde aquí se ve perfectamente la disposición de las mesas y las escaleras con el listado de invitados al fondo, junto al cenador.

Foto Diego Vergés

Los centros de flores del exterior, en sintonía con el resto de la decoración, eran pequeños huertitos metidos en cajas de madera. Aquí tenéis un plano detalle que sacó Diego Vergés.

Foto Nara Connection

A un lado del estanque, bajo un toldo blanco de vela, pusimos una barra de cocktail donde se servían Mojitos y Daikiris a los invitados a su llegada a la finca.

Foto Nara Connection

Para la elaboración de los mojitos y los daikiris contrataron a los expertos cocteleros de ElMarket. La idea fue todo un éxito, los invitados lo disfrutaron muchísimo.

Foto Nara Connection

Durante el cocktail se sirvieron unos aperitivos elaborados por TenCook, de los que hay que decir que no sobró nada de lo excepcionalmente buenos que eran: Jamón ibérico con picos, Anchoas del cantábrico, Cestillos de salmorejo con virutas de jamón tostado, Foie con compota de manzana y coulis de albaricoque, Palos de hojaldre con albahaca y parmesano, Canutillos de patatas chip con chistorra, Croquetas de beicon y queso, Crujiente de trompetas de la muerte con jamón de pato, Albóndigas de secreto ibérico con jengibre y crema de curry.

Foto Diego Vergés

Una vez hubieron llegado todos los invitados a la finca, después de saludar a los novios y compartir con ellos impresiones sobre la ceremonia, llegó el momento de las fotos de los novios dentro y fuera de la finca. Luis es cocinero licenciado por Le Cordón Bleu y Carol una entusiasta azafata enamorada de los viajes, de la vida y de su marido. Para los que penséis que los trabajos con horarios incompatibles no tienen futuro, aquí tenéis una muestra de la fuerza del verdadero amor.

Foto Diego Vergés

Aquí os mostramos otra increíble foto de Diego Vergés en el exterior. Si esta fotografía la hubiera intentado preparar una publicación no les habría salido tan bien. La luz, la pareja, el paisaje… No hay palabras. Aunque sí hay un truco. Diego es fotógrafo profesional de editoriales de moda, actualmente trabaja en Jakarta, Bali y Tailandia. Si queréis fotos increíbles como estas, hay que invertir en fotógrafos buenos, porque los recuerdos quedan para siempre y si son de esta manera, no tiene precio! Es nuestro mejor consejo.

Foto de Diego Vergés

Una más! Instantánea de la familia en el interior de la finca. ¿No os parece una foto de portada? Espectacular!!

Foto de Nara Connection

Y llegamos al momento del almuerzo. Aquí un curioso robado de los invitados charlando distendidamente. El ambiente era juvenil y divertido.

Foto Nara Connection

Mientras se sentaban todos los invitados Luis y Carol esperaban en el interior para hacer la entrada en el salón. No me pude reprimir y aproveché para sacarles un par de robados y un posado.

Foto Nara Connection

Entraron en el salón con una canción de Bruno Mars muy especial para ellos, Marry you. Y para la entrega del ramo, eligieron la canción Love and marriage, de Frank Sinatra.

Foto Nara Connection.

El ramo, dividido en tres, se lo entregó a su hermana Elena, a la hermana de Luis y a su mejor amiga, Lucía.

Fotos Nara Connection

Así acontecía la jornada mientras el catering sacaba estos deliciosos platos que mostramos a continuación.

Fotos Diego Vergés

Como dijo aquel, a buen entendedor pocas palabras bastan… No hay más que mirar las fotos sin que haga falta comentar la deliciosa preparación del menú. Pero para los que queráis más información de estos platos:

Foto diseño minutas de Nara Connection.

En la minuta que les diseñamos podéis leer al detalle la composición y el alto nivel de elaboración de los mismos.

Fotos Nara Connection

Y llegó el momento de la entrega de los regalos. Aprovechamos para mostraros detalles de la decoración interior de la finca.

Foto Nara Connection

No habréis visto en muchas ocasiones un nivel de detallismo y buen gusto tan elevado. Los novios encargaron unas libretas con diversos motivos y colores. Y para entregarlas nos encargaron unos marcapáginas, como podréis comprobar, en sintonía con el diseño de la papelería, y unas fundas realizadas con la misma tela arpillera que pusimos como caminos de mesa. Nos parece un detalle único.

Foto Nara Connection

Y pasamos al momento del baile. Elegimos decorar el interior con el mismo estilo floral que las mesas, pero añadiendo un toque vintage con las latas y las peonías rosas, exactas a las del ramo de Carol. De estos arreglos se hizo cargo María de Flores en el Columpio.

 

Foto Diego Vergés.

Para el baile eligieron el vals nº2 de Shostakovich, momento que disfrutaron mucho, entre complicidad y sonrisas que se dedicaron el uno al otro.

Foto Diego Vergés.

Aquí os mostramos otro detalle de la decoración del salón de baile, desde otra perspectiva.

Foto Diego Vergés.

Otro de los momentos más especiales que recuerda la novia fue cuando el padre de Luis le dijo que estaba muy contento porque quería a Carol como a una hija y sabía que iban a ser muy felices juntos.

Foto Nara Connection
Según nos contó la novia, la sensación en general fue de haber querido estar con todo el mundo y no haber podido estar con nadie. Esto es de lo más normal. Para ello tenemos preparada una galería de imágenes, algunas cedidas por el fotógrafo Diego Vergés, que muestran en líneas generales lo preciosa y divertida que fue esta boda que, según nos dice la novia << el recuerdo que me queda de mi boda es el de un día inolvidable, divertido, en el que había muchísima gente joven, todo el mundo estuvo muy animado, la gente no paró de bailar, no se dispersaron y al final estuvimos todos juntos pasándolo fenomenal >>

Foto Nara Connection

Momento de entrada y salida de los invitados. Copas, bailoteo y mucha diversión. Los niños a su aire y los padres disfrutando de esta increíble boda.

Foto Nara Connection.

Y como broche final, los novios nos encargaron un Candy Bar para sorprender a los invitados.

Foto Diego Vergés

Con todo tipo de chucherías, en cuanto a colores, tamaño y sabores. No sólo era delicioso, es que quedó así de espectacular:

Foto Diego Vergés.

Un Candy bar con un diseño diferente. ¿No os parece que merece la pena sorprender a los invitados con cosas tan chulas como estas? Se quedaron encantados…

Foto Diego Vergés.

Eso sí! no quedó ni una. Y es que las chuches en el momento del copicheo entran genial.

Foto Nara Connection

¿Os habéis quedado con ganas de más sobre esta boda? No os preocupéis, os hacemos un recuento de detalles. Empezamos por las invitaciones de Carol y Luis. ¿Os suena la tipografía? es la misma que habéis visto en toda la papelería de la boda. Los sobres fueron elegidos por encargo con esta textura tan elegante y especial, combinándolos con el papel verjurado en tonos más claros. Las tarjetitas de confirmación y la lista de bodas, a juego, con sus respectivos sobres. Ideal!

Foto Nara Connection

Añadimos a este recuento una comparativa interior-exterior. Misma tonalidad, mismo estilo. Todo se integra en el diseño, nada es casual. Es nuestra conexión especial. Nos gusta y nos divierte.

Foto Nara Connection

Así de mono nos ha quedado el popurrí del carrito de chuches. Y cómo no, con personalización de cucuruchos y cartelito de los novios.

Foto Diego Vergés.

Sencillos y elegantes. Más sobrios que los centros de mesa del cenador, pero del mismo estilo. Preciosos.

Foto Nara Connection

Y como no puede ser de otra manera, vamos cerrando este post con buen sabor de boca. Así es como se consigue que salga todo perfecto, confiando en manos expertas.

Foto Nara Connection

Y así nos despedimos, poco a poco… En modo espía, como nos gusta. Viendo disfrutar a los novios con sus invitados e intentando capturar cada detalle para el recuerdo de lo que fue una boda perfecta.

Foto Nara Connection

Conservando el sabor de una boda sencilla, natural, sobria y fresca, como las flores de María.

Fotos Nara Connection

Por nuestra parte, nos queda agradecer el increíble trabajo del catering TenCook, del que Luis es socio, que preparó un maravilloso despliegue culinario (digno de la maestría que adquirieron Luis Centenera y Cristina Loring en Le Cordón Bleu) que tuvimos la ocasión de probar. Indescriptible y altamente recomendable.

Foto Diego Vergés

Agradecer su generosidad a Diego Vergés, el fotógrafo que se vino desde Bali para hacer unas increíbles fotos, como podréis comprobar en este post y disfrutar más aún en su página web (www.diegoverges.com)

Fotos Nara Connection

Y escabulléndonos entre los invitados…

Fotos Nara Connection

Nos despedimos de este precioso día, no sin antes agradecer con especial cariño, la ayuda de María, de Flores en el Columpio, que con su experiencia y su genialidad nos ayudó a desarrollar la decoración floral que quedó como podéis ver en las fotos que hemos colgado.

Foto Diego Vergés

Gracias por leernos y hasta el próximo post!
Podéis conocer más detalles de este enlace en Pump in Box.  No os lo perdáis!!

 

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *