De película

Cuando dices “me caso” un montón de acciones se adhieren a esto que anuncias. Empiezas a organizar cenas y quedadas para avisar a tus amigos y parientes, pensar en fechas posibles, lugares, alguien que te ayude… Y junto con tu boda, organizar vuestro viaje y nueva vida. Tanto si ya vivíais juntos como si no, hay un montón de decisiones que tendréis que empezar a tomar en común y algunos de esos momentos serán objeto de regañinas que os llevarán a acumular bastante estrés.

Os proponemos que os reservéis momentos de “pausa” para entreteneros y dejar a un lado las disputas, porque al final vosotros sois el punto de partida, lo más importante, lo que le dais sentido a todo lo demás que rodea vuestro enlace. Y hay pocas cosas tan importantes como que os riáis juntos y apartéis a un lado los quebraderos. Disfrutad de pequeños momentos y olvidad el entorno un par de horas, acompañados de unas palomitas y el silencio. Nada tan sencillo y placentero como reír por reír, siempre juntos.

Nuestra recomendación de esta semana, “En la boda de mi hermana

Una de esas historias predecibles y con la carga necesaria de humor y romanticismo necesario como para que un mal día no sea tan duro. Disfrutadla.

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *