Esther & Luis y los 3 mosqueteros

Geniales, auténticos y loquísimos en general, y el uno por el otro en particular.

El primer contacto fue a través de Esther una mañana de verano (en plena temporada de bodas) y la situación era la siguiente: querían casarse en el jardín de su casa, pero aún no tenían decidido dónde querían vivir, querían una boda original y con muchísimo detalle con la premisa de que fuera una gran fiesta de verano.

Encontraron una casa pero no estaba disponible hasta el día antes de la boda. Pensaréis que esto podría ser surrealista, pero además añadimos que Luis y Esther tienen 3 hijos a los que había que escolarizar cerca de la nueva casa, que a Esther le daban un mes para adaptarse a su nuevo puesto de trabajo tras su ascenso y que entre medias de todo se casaban en Marbella sus mejores amigos. Por supuesto, me dejo lo mejor para el final. Que absolutamente todo, bodorrio incluido, sucedería en mes y medio. A cualquiera le daría pánico pensarlo, pero si les conocieseis sabríais que no podía ser de otra manera. Con ellos todo sale adelante a una velocidad vertiginosa, no dejan que se les escape nada entre las manos, ni un solo momento que disfrutar y compartir. Son grandes y tienen tal energía que disfrutan de la vida de tal forma que parece que el tiempo viaja a otra velocidad para el resto.

Fue un mes y medio intensísimo, pero pocas veces o ninguna que no sea en este caso, se puede atribuir al estrés connotaciones tan positivas. Todas las noches escribiéndonos por Wapp, quince minutos de toma de decisiones seguidos de tres horas de humor, hasta que nos quedábamos fritos. Hicimos en tiempo record una web para organizar a todos los amigos (la mayoría vendrían de todas partes del mundo). Así sabrían dónde sería la fiesta, dónde les recogerían los autobuses, dónde alojarse, cuál sería el dress code y cómo acceder a la lista de bodas.

Podríais pensar que el hecho de no disponer del sitio hasta el día anterior a la boda (día de mudanza) y tener que organizar a muchos invitados en mes y medio puede suponer un handicap, pero lo cierto es que Esther y Luis son exigentes, perfeccionistas pero sobre todo confiados y se dejaban asesorar en absolutamente todo. Es cierto que nos entendimos genial desde el principio pero que alguien que no te conoce muestre tal confianza ciega con expectativas tan altas desde el primer momento, es cuanto menos halagador. Son una pareja con luz propia y esa energía positiva es contagiosa, por eso resultó un día memorable que compartimos de la mano de Miki Ávila, Ten Cook, Belén Boheme, Anita PajaresKico del Show, Esencia Pura, MasMusic, Mumumío y Esteban Rivas.

Esther se enamoró prendidamente de su vestido de novia, del tejido de la tela, del bordado y del escote en la espalda cuando llegó al atelier de Belén Boheme. Y tanto es así que decidió completar el look con el tocado y las alpargatas a juego, hechas a mano por la diseñadora, ahora afincada en Ibiza. Tuvo además una estilista de lujo, Anita Pajares, recién llegada de Honduras tras pasar tres meses seguidos allí trabajando en programa de TV.

Los invitados disfrutaron de un cocktail + BBQ espectacular para el que Ten Cook preparó un variado de comida española, árabe, kosher, alemana y vegana. Sólo para daros envidia, os comentaré algunos platos exquisitos: croquetas de boletus, chupitos de crema de melón, gazpacho andaluz, tostaditas de hummus, samusas de cordero con dátiles,  patatas con salmón y salsa holandesa, ceviche de mero, falafel de verduras, brochetas de solomillo, brochetas de sepia, pulpo a la brasa, cazuelitas de huevos con chorizo de los Carvajales, salchichas Weisswurst, Frankfurt y Bockwurst, entre otros platos deliciosos. Y para cerrar con una nota dulce: tarta de chocolate y fruta de la pasión, milhojas de crema con frambuesas y tiramisú.

A todo esto le sumamos una selección de quesos genial preparada por Mumumío y el mejor Jamón Ibérico de Bellota D.O. Huelva, de Esencia Pura.

Los enanos también disfrutaron de su “momento magia” con Kico del Show, más que recomendable para las bodas con muchos niños y padres que quieran despreocuparse y pasarlo bien bailando y tomando copas bajo un cielo estrellado brutal en pleno mes de agosto.

Gracias “Salmokeim crew” por momentazos tan divertidos y especiales!!

A continuación la prueba del delito, capturado por un genio de la talla de Miki.

02- nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

03-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

01-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

04-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

05-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

06-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

07-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

08-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

09-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

10-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

11-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

12-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

13-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

14-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

15-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

16-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

17-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

18-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

19-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

20-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

21-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

22-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

23-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

24-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

25-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

26-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

27-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

28-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

29-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

30-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

31-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

32-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

33-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

34-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

35-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

36-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

37-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

38-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

39-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

40-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

41-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

42-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

43-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

44-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

45-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

46-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

47-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

48-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

49-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

50-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

51-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

52-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

53-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

54-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

55-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

56-nara-connection-wedding-planner-boda-miki-avila

 

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *