Fabrice & Emilio, boda de cine de los 50’s en Cutamilla

Fue una de esas llamadas que irradian “buen rollo”. El primer contacto con Fabrice y Emilio fue para reunirnos por primera vez en su casa. Nervios a flor de piel. Esa semana llegaban sus respectivas familias (una de París, la otra de Jaén) y les iban a comunicar la noticia. Las siguientes las hicimos cenando en sitios exóticos que ellos conocían, tomando gin&tonics por Chueca o visitando la finca en Guadalajara con su amigo Greg (¡sería un gran fichaje para Nara!).

nara-connection-cutamilla-00

Al principio costó sacarles información porque tenían mil ideas en la cabeza que habían visto en perfiles de Instagram y blogs de bodas, y no sabían cómo todo ese batiburrillo podría convertirse en algo que reflejara su historia. Razón no les faltaba porque lo que les unía era mucho más grande que todo lo que habían visto. Lo mejor, empezar a esbozar partiendo de cero.
Pensaban que no tenían nada emocionante que destacar y mientras, yo apuntaba en un cuaderno, casi sin que se dieran cuenta, que lo mejor de sus viajes es sorprenderse el uno al otro; que lo mejor de sus cenas es probar diferentes estilos de cocina en buena compañía; que lo mejor de los barrios de moda son los mojitos y gyn&tonics en pequeños bares en los que se puede hablar largo y tendido; que los amigos son irreemplazables y los más especiales se convierten en talismán; que la familia son el huerto que cultiva su estado de ánimo; que todo se puede replantear pensando en positivo, comiendo pistachos y aceitunas; y que los detalles definen los sentimientos y matizan lo más especial de compartir la vida con la persona que quieres. ¿Qué puede haber mejor que eso?

nara-connection-cutamilla-01
Había que diseñar algo a la altura porque el listón me lo pusieron así de alto: la pedida fue en un viaje a NY después de ir a la Ópera. Encargaron unas alianzas muy especiales en Bulgari y querían que la estética de su boda se basase en una película clásica en blanco y negro, con las invitadas de largo y los invitados con chaqué y pajarita.

nara-connection-cutamilla-02

nara-connection-cutamilla-03

La finca, un espectáculo de la naturaleza en pleno Sistema Ibérico, abrazada por un manto de castaños de indias, pinos, encinas, nogales y plátanos, entre otras especies, bañado por el Henares, y con el ganado pastando a sus anchas por los montes y las dehesas. Esto es sólo la puesta en escena en Monte de Cutamilla. Lo mejor viene a continuación.

nara-connection-cutamilla-0

Ya que hablamos en términos de cine, os comento el reparto: Mara Onsés (Grand Diplome Cordon Bleu) y su gran equipo en la cocina, prepararon un menú sorprendente e imaginativo basado en una fusión de alta cocina tradicional con creaciones de autor.

nara-connection-0m

Los invitados disfrutaron de platos como tostas de carpaccio de jabalí con tomillo; brioche de foie mi cuit gelée de sauternes; crêpes de salmón marinado con salsa de eneldo y yogur; ceviche de corvina y langostino; gazpachuelo de sandía; pastella árabe de verduras; merluza al horno con tapenade de tomate y piñones tostados; solomillo de ternera con pastelito de patata, entre otros manjares.

nara-connection-cutamilla-05

nara-connection-cutamilla-06

La organización de la boda se planificó para todo el fin de semana, de manera que a lo largo de la tarde del viernes llegaron a la finca las dos familias y algunos amigos cercanos para alojarse en el antiguo caserío. Después de un breve ensayo de la entrada a la ceremonia (sobre todo con los niños paje) se fueron todos a cenar a Atrio, un restaurante que linda con la Catedral de Sigüenza, mientras terminábamos de montar la papelería en las mesas (minutas, meseros, tarjetitas personalizadas y namings).

nara-connection-cutamilla-04

 

Seguimos con el reparto de la boda. A primera hora de la mañana del gran día llegaron La boda de Lola (para inmortalizar con su cámara cada momento. Impresionante reportaje chicos, gracias!!) y  Almudena Valderas, con su equipo, para preparar un beauty center en el salón principal del palacete.

nara-connection-cutamilla-07

Mientras tanto, en el exterior coordinábamos el montaje de la deco, para la cual contábamos con el ingenio de Memorias del Ayer, que montaron una entrada de ceremonia preciosa a base de telas crudas, cajas de madera y escaleras.

nara-connection-cutamilla-08

 

nara-connection-cutamilla-10

Para la entrada del banquete nos trajeron unas maletas antiguas y un biombo para colocar el protocolo, un marco pintado en pan de oro con tela de gallinero que encargamos ex profeso para el listado de invitados, y cajas antiguas para las alpargatas que los novios regalaban a las invitadas.

nara-connection-cutamilla-09

nara-connection-cutamilla-091

La ceremonia tenía como marco una preciosa ermita que nos servía de fondo de un lienzo perfecto que rematamos con poco artificio. Un secreter de madera antigua con una tela vintage, de MdA, servía de altar.

nara-connection-cutamilla-18

nara-connection-cutamilla-19

De la iluminación, a base de guirnaldas, y el sonido para la ceremonia, se hicieron cargo Dándote Ritmo con 2 Dj´s que montaron un fiestón al más puro estilo Ibiza House Music. La mesa de mezclas la produjeron ellos mismos con una bici. Son garantía de éxito y están preparados para todo (vídeos sorpresa, confetti, momentos improvisados, portátiles para peques y unas cuantas cosas que mantendremos en el cajón de los recuerdos y las risas…)

Encargamos a Rufina e Hijas una furgo vintage (color verde Nara ;P) para la barra de copas en la terraza. Este era un elemento sorpresa clave porque la familia de Fabrice tuvo una igual hace muchos años y además de ser perfecta para ese espacio, sumaba unas connotaciones importantes que descubrirían antes de entrar a cenar en el salón de la Taina.

Francis Yanes, artista y propietario de Flower Room, responsable de la decoración floral de mayoría de las fiestas privadas en embajadas y casas aristocráticas de Madrid, así como también de la deco de shootings para grandes editoriales y marcas de prestigio, se encargó de vestir de flores todos los espacios con muchísima elegancia.

nara-connection-cutamilla-12

nara-connection-cutamilla-11

Además de prestarnos una ayuda encomiable, Francis preparó una impresionante guirnalda natural, en tonos verde y morado, que pendía de la viga principal del banquete sobre la mesa presidencial. Para la ceremonia y accesos principales, preparó cestos gigantes con árboles de paniculata. Y para las mesas, unos centros rústicos en piedra con verónicas, lisiantus, viburnum y musgo. Uno de los arreglos florales más elegantes y cuidados que puedan hacerse. La mesa presidencial tenía un carácter muy especial. La mantelería de tela de saco, los centros de mesa con tonalidades blancas y moradas, la vajilla elegante y única, diseñada sólo para ellos por Andrea Zarraluqui. Las bases de las velas de madera, las hicimos de forma artesanal cortando ramas de árboles y tallando una a una para que sirvieran además como soporte de los meseros. Las servilletas de lino grises, los candelabros de cristal con efecto óxido y los bajoplatos dorados, terminaban de rematar un diseño que planteamos con mucho mimo en nuestro proyecto de decoración.

nara-connection-cutamilla-13

nara-connection-cutamilla-14

nara-connection-cutamilla-15

Y cómo no, diseñamos la papelería relacionada con la temática principal, basándonos en ese glamour del cine antiguo y en los colores blanco, negro y dorado. Cuando los novios son así de especiales y valoran tanto los detalles, el hándicap es alto pero la ilusión hace que todo salga perfecto.

nara-connection-cutamilla-16

nara-connection-cutamilla-17

Las horas pasaban a velocidad vertiginosa, se acercaba el momento de la ceremonia y llegaban las babysitter de Canguros de la Guarda para encargarse de los niños durante toda la boda. El grupo de Jazz de Ariel Liberman preparado para la llegada de los invitados. La familia de los novios, emocionada, disfrutando de los momentos previos al enlace. Mientras tanto, los novios se vestían en la habitación principal.

nara-connection-cutamilla-20

nara-connection-cutamilla-22

Como se requería en la invitación, de rigurosa etiqueta. Ambos vestidos de García Madrid, con camisa blanca y pajarita negra. Emi con reloj de Calvin Klein, Fab con el de su abuelo. Bien perfumados (con Bois d’Argent – Dior), peinados y afeitados, derrochaban alegría y nervios a partes iguales mientras entraban algunos familiares en el dormitorio para darles un beso y regalarles una sonrisa. Al estilo americano, las bridemaids y los bestmen les esperaban en la entrada principal y se dedicaban mutuas bromas desde el balcón y la terraza.

nara-connection-cutamilla-23

nara-connection-cutamilla-24

nara-connection-cutamilla-25

nara-connection-cutamilla-26

nara-connection-cutamilla-27

nara-connection-cutamilla-28

nara-connection-cutamilla-29

El resto de los invitados esperaban en el jardín disfrutando del tiempazo y las vistas de Cutamilla mientras el servicio del catering les daba la bienvenida con una limonada y un puesto de cajas de palomitas.

nara-connection-cutamilla-30

nara-connection-cutamilla-31

La música daba comienzo en el jardín con Ohio-Filous Remix (de Damien Jurado), seguido de Goodbye (Feder feat Lyse) – Radio Edit, de Firestone (de Kygo), y Hiding in Darkness (Whomadewho). Los novios hicieron una selección muy personal para la playlist del momento de la limonada pre-boda. Catorce canciones que precedían los 10 minutos para el comienzo de la ceremonia.

nara-connection-cutamilla-32

Todo en el exterior transcurría con mucha calma. En el “backstage” la maquinaria funcionaba a tope para estar listos en el momento preciso. En cocina todo preparado. En el cenador terminábamos de colocar para cada invitado un blister de chocolate de Xavier Mor Chocolatier, el mejor chocolatero de Barcelona (haciendo un guiño a la profesión de Emi, médico). Este regalazo fue un detalle para los novios de Gregory (y Lafayette), el mejor amigo de la pareja. A ellos también les hizo un regalo de chocolate muy especial que les llegaría a su casa después de la luna de miel.

nara-connection-cutamilla-33

nara-connection-cutamilla-34

nara-connection-cutamilla-35

 

Y por fin llegó el momento. Salieron los pajes, los 8 testigos y damas de honor, por parejas, y después, Fabrice y Emilio del brazo de sus madres. Ellas, junto con todas las damas de honor, lucían un ramo precioso de Flower Room.

nara-connection-cutamilla-36

nara-connection-cutamilla-37

nara-connection-cutamilla-38

Al ritmo de Happy (Marina and the Diamonds) llegaban los novios. La ceremonia, emotiva y cercana (y en el entorno natural que definíamos al proncipio) parecía una escena robada de una boda de Hollywood. Nada desentonaba. Cada detalle estaba medido. Cada sonrisa era espontánea. Cada gesto era bello y natural. No se puede expresar más que con imágenes…

nara-connection-cutamilla-39

nara-connection-cutamilla-40

nara-connection-cutamilla-41

nara-connection-cutamilla-42

nara-connection-cutamilla-43

nara-connection-cutamilla-44

nara-connection-cutamilla-45

nara-connection-cutamilla-46

nara-connection-cutamilla-47

nara-connection-cutamilla-48

nara-connection-cutamilla-49

nara-connection-cutamilla-50

nara-connection-cutamilla-51

Tras un montón de abrazos y dedicatorias, tuvo comienzo el cocktail amenizado con la música de jazz en directo. Los novios tuvieron tiempo de pasar un rato solos y desatar toda la felicidad contenida y aumentada durante la ceremonia, mientras los invitados disfrutaban de un cocktail original y riquísimo preparado por Mara.

nara-connection-cutamilla-52

nara-connection-cutamilla-53

nara-connection-cutamilla-54

nara-connection-cutamilla-55

nara-connection-cutamilla-56

nara-connection-cutamilla-57

nara-connection-cutamilla-58

nara-connection-cutamilla-59

nara-connection-cutamilla-60

nara-connection-cutamilla-61

Todo listo para el comienzo de la cena. Junto al protocolo de la entrada colocamos unas chapas personalizadas que hicimos con fondo dorado (con las mismas ilustraciones que trazamos de las carátulas de cine para los meseros). Cada peli tenía un significado para cada mesa. Y los invitados estaban estratégicamente sentados en función de la coordinación de las sorpresas que se dieron durante la cena.

nara-connection-cutamilla-62

nara-connection-cutamilla-63

nara-connection-cutamilla-64

nara-connection-cutamilla-65

nara-connection-cutamilla-66

nara-connection-cutamilla-67

nara-connection-cutamilla-68

nara-connection-cutamilla-69

nara-connection-cutamilla-70

nara-connection-cutamilla-71

nara-connection-cutamilla-72

nara-connection-cutamilla-73

nara-connection-cutamilla-74

nara-connection-cutamilla-75

nara-connection-cutamilla-76

nara-connection-cutamilla-77

nara-connection-cutamilla-78

nara-connection-cutamilla-79

Todavía quedaba toda la noche por delante y una última sorpresa. Fabrice quería sorprender a Emi con una tarta original y Marga de The Cake Project hizo una no sólo que les encantó (a ellos y los invitados) sino que además estaba buenísima y preparada con mucho cariño.

Isa, de Mary Kay montó un stand de belleza durante el baile para retocar el maquillaje (que tras tantas horas todo se resiente) y los invitados quedaron encantados con este detalle.

Os dejamos con la fiesta. No hay mejor forma de cerrar un capítulo así que con invitados bailando y celebrando una de las mejores noches de boda. Bueno, sólo una, que es con fotos de los novios en Instagram recordándonos desde Australia, pero eso no se muestra porque se queda en el corazón.

nara-connection-cutamilla-80

nara-connection-cutamilla-81

nara-connection-cutamilla-82

nara-connection-cutamilla-83

nara-connection-cutamilla-86

nara-connection-cutamilla-91

nara-connection-cutamilla-88

nara-connection-cutamilla-92

nara-connection-cutamilla-96

nara-connection-cutamilla-87

nara-connection-cutamilla-94

nara-connection-cutamilla-90

nara-connection-cutamilla-84

nara-connection-cutamilla-95

nara-connection-cutamilla-85

nara-connection-cutamilla-93

nara-connection-cutamilla-89

Just Married!!

 

1 comment

  • #1

    Gracias Bea y a NARA por convertir en realidad la boda y el día con el que siempre hubimos soñado.
    Tu trabajo fue minucioso, personalizado, original…simplemente: perfecto.
    Guardamos el mejor de los recuerdos, gracias en parte a tu labor como wedding planner. ¡Enhorabuena por tu trabajo y esta nueva web! Un fuerte abrazo

    Reply →

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *