Luce curvas sin complejos

Durante los meses previos a la boda a la mayoría de las mujeres nos entra el complejo del “pajarito”. Puede que los nervios propicien un estado de ánimo que haga que se nos cierre el estómago, pero también es cierto que, aprovechando la coyuntura, intentamos comer lo mínimo.

¿Y esto es por culpa de la publicidad y los cánones de belleza impuestos por la sociedad moderna? Está claro que no. Formamos parte de una sociedad y como tal, adquirimos hábitos  y desarrollamos pautas de comportamiento social común a nuestros semejantes en función de varios factores determinantes. Pero esto no significa que si tuviésemos que ir a vivir  a un poblado al norte de Namibia, fuéramos capaces de asumir un nuevo rol social de otra cultura como propio, adoptar los hábitos de una mujer himba y cambiar nuestra estructura mental en cuanto a la forma de entender el entorno. Podríamos adaptarnos a su forma de vida e incluso dar explicación lógica a cualquier comportamiento de la tribu entendido como normal en ese paradigma social. Pero al volver a nuestro país, adoptaríamos inmediatamente y de forma natural todos nuestros hábitos inherentes a nuestra posición y entorno. Esto nos indica que no somos tan influenciables como parece, ni podemos convertirnos en algo que no somos.

No por admirar a una modelo pretendemos ser como ella, ni tampoco podríamos adquirir sus hábitos para intentarlo.  Pero pasando hambre nos creemos que sí estamos más cerca de lo que queremos ver frente al espejo para aumentar nuestra autoestima. En esta trampa hemos caído muchas, perjudicando nuestra salud, tiempo y dinero en dietas salvajes, ofertas de centros de estética, cremas y gimnasios.

Las dietas están muy bien, siempre y cuando te ayuden realmente a cambiar los hábitos, favorecer el metabolismo y mejorar tu salud, siendo guiada por un médico endocrino o un dietista especializado. Las ofertas de tratamientos, habitualmente, son estudiadas a modo de gancho. Es decir, ofertan un pack con un precio muy atractivo y un número determinado de sesiones. Y como el precio es relativamente asumible, se valora el equilibrio entre coste y beneficio, y se acaba cayendo siempre en la tentación. El problema es que, una vez terminado el número mínimo de sesiones que publicitan, te recomiendan que sigas con el tratamiento, porque sólo con las sesiones mínimas no conseguirás el resultado esperado. Y como ya has invertido el dinero, vuelves a caer. Si acudes a un centro de belleza, que sea serio y te expliquen qué vas a conseguir y cuál será el coste total.

Por el deseo de perder kilos rápidamente antes de la boda y la voluntad de no comer, sí notas una mejoría. Pero en cuanto vuelves a tus hábitos, tu piel se queda como una pasa. Para evitarlo, recurrimos a las cremas y entramos en un bucle del que cuesta mucho salir, sobre todo, con algo de dinero en la cartera. Todo lo que hagas a favor de tu piel está bien, pero ten en cuenta que hay que partir de una base para que funcione. Pasar hambre y hacerse un tratamiento de cavitación no conseguirá los resultados que deseas si tu piel no tiene la firmeza que sólo se consigue con el deporte.

Ya que se acercan las celebraciones de la Navidad y los excesos, por supuesto, merecidos tras el año que estamos cerrando, os proponemos un plan infalible. En lugar de castigarnos a golpe de hambre por los atracones navideños, comenzar ahora a cuidarnos y premiarnos en estas fiestas. ¿Queréis saber cómo? A ninguna nos gusta vernos con la piel estropeada, celulitis, flacidez y exceso de peso. Y esto es lo que provocan los desequilibrios alimenticios. Nos hemos acostumbrado a llegar a un tope de desagrado con nosotras mismas para empezar a castigarnos con hambre y sobre esfuerzos, pero al poco tiempo nos volvemos a descuidar. Y nuestro problema real no es tener curvas, sino más bien no cuidarlas. Tan feas son unas rodillas caídas en una mujer gorda que en una flaca. Y lo mismo ocurre con los brazos flácidos, las caras demacradas y las escápulas marcadas en una espalda huesuda. Tan poco atractivo es el exceso como el defecto. Por lo que, ¿por qué no en lugar de deshacernos de las curvas, las mimamos para que se mantengan donde tienen que estar?

Os proponemos clases en grupo, al aire libre o en interior, con una entrenadora personal, Sandra, que se adaptará a vuestras necesidades y vuestro bolsillo. Podréis participar en las actividades que os apetezca: circuitos de aparatos, pilates, carrera un domingo por la mañana para eliminar toxinas y conseguir eliminar la grasa de forma natural, o ejercicios de suspensión. Vuestra personal trainer creará una tabla específica por cada grupo y hará un seguimiento de vuestros resultados. Para los que estéis fuera de Madrid, seguro que podréis encontrar un grupo que quiera mantenerse en forma y busque con quién hacerlo, a través de las redes sociales.

Los ejercicios técnicos con la TRX, que tanto se está poniendo de moda, consiguen tonificar el cuerpo con vuestro propio peso. Los resultados son visibles en muy poco tiempo y permite hacer deporte al aire libre y en compañía. Podrás dedicarle un par de horas a la semana sin que la pereza te castigue en casa, porque hacer deporte con un grupo de gente que empatiza entre sí, descargar tensiones pre-boda con otras novias o con tu pareja, y comprobar cómo tu físico mejora, generará en ti la satisfacción suficiente como para querer cuidar tu alimentación y no sentirte culpable cuando te permitas un capricho, porque te estarás premiando.

Diviértete haciendo deporte en grupo, en entornos urbanos y parques, y de una forma mucho más económica que si contratases un entrenamiento personal en un gimnasio. Este verano libérate de los complejos y verás como aprendes a quererte y a lucir tus curvas! Hay cuerpos bonitos de todas las tallas. Lo que importa es que tu salud interior refleje quién eres, porque no importará lo que te falte para conseguir tus objetivos, sino lo que hayas recorrido en sólo un par de meses. Esa será tu verdadera recompensa y así estarás perfecta antes y también después de la boda.

Disfruta de tu luna de miel y a bañarse sin complejos!

http://happy-healthy-fit-fabulous.tumblr.com/

 

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *