Marta & Álvar, mis queridos canarios

Sublimes. Son la pareja feliz, el buen rollo elevado al infinito… No hubo conversación o wapp que no empezase y acabase en risas. Y es que ellos son geniales.
Viven en Canarias y querían casarse en Madrid. Intentaron guiarse por directorios de Internet pero sólo conseguían desviarse más de la idea de boda que querían. Y claro, a distancia todo es mucho más complicado para unos novios que empiezan con los preparativos y se sienten totalmente perdidos.

01_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_iglesia_san_andres_madrid02_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_groomandbride

Antes de contratar a Nara Connection decidieron hacer una selección de wedding planners que más confianza les transmitían y la respuesta a una pregunta muy concreta que nos hicieron determinaría a quién contratarían para la organización integral y diseño de su boda. Me encantó su pregunta y por lo visto a ellos mi respuesta. Y desde entonces se generó una relación de confianza muy buena que, sin duda, ayudó a que los preparativos resultasen muy gratos. Todas las propuestas, recomendaciones y comparativas las aceptaban con mucho cariño y tomaron las decisiones increíblemente rápido. Yo me siento absolutamente agradecida y halagada, se fiaron de mi criterio prácticamente a ciegas, ya que pasaron meses antes de que nos pusiéramos cara en Madrid y eso con la boda ya muy avanzada, desde la selección de foto, vídeo, diseñadores para el vestido de Marta, del catering, de la finca, el diseño de las invitaciones y la papelería… Y a ellos les gustó tanto el rollo que se vinieron arriba con ideas locas como contratar una banda cañera y empezar ellos el concierto subidos al escenario cantando “Voy a pasármelo bien“, poner un toro mecánico en la discoteca, escapar de la Iglesia en un Mustang 1966 antiguo rojo descapotable, el único disponible en toda España en ese día se lo quedaron ellos, entre otras cosas que veréis en las fotos. No pueden ser más auténticos, el Maitre me dijo que hacían mil eventos en la finca y no habían visto nada igual. Querían un sitio bonito en medio del campo y cenar en septiembre con unas vistas increíbles de la sierra y lo tuvieron. Querían fiestón con mil detalles y lo tuvieron. Y todo gracias a que se dejaron guiar (creo que les capté lo que querían inmediatamente) y el resultado fue que cerramos la temporada con una boda maravillosa. No tengo más que palabras de agradecimiento hacia esta pareja. Son lo más. Qué suerte haberles tenido!!

03_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_marriage04_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_sally_hambleton_wedding_bouquet05_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_sally_hambleton_carsan06_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_sally_hambleton_carsan_stationery_design
Marta es de esas novias que tiene un brillo especial en los ojos y una sonrisa cautivadora que no le hace falta nada más. Pero la dejó guapísima y muy natural Natalia Belda. Claudia Llagostera diseñó el vestido de Marta. Por la época en que la novia empezó a buscar diseñadores, yo aún no conocía en persona a Marta, pero por las conversaciones telefónicas que tuvimos, tenía claro lo que quería, sabía que Claudia captaría inmediatamente su estilo. Creo que las fotos lo dicen todo. Espectacular, única y maravillosa. Refleja toda la personalidad de Marta. Eligió unos pendientes antiguos y le encargó a Suma Cruz un tocado a juego. El ramo, no podía ser de nadie más que de Sally Hableton que no sólo hizo un ramo maravilloso, sino que su equipo montó una combinación de dos tipos distintos de centros de mesa que hicieron más idílico si cabe el cenador, que lo montamos en una terraza a la intemperie con luces de verbena y carpas tipo veleo. El diseño de las mesas era muy especial porque hasta contratamos aparte mantelerías de excelente calidad y diseños exclusivos en Carsan (que me las consiguió en tiempo récord). Memorias del Ayer (ya un clásico indispensable) ponía la guinda de detalles de deco con su mobiliario ideal para hacer una barra especial de Jagermeister y puros Barlovento. El diseño de minutas, carteles, listados de invitados, meseros, protocolo de mesas, etc., por cuenta de Nara Connection con todo el cariño.

07_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera08_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang09_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro10_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro11_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro13_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro12_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro14_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro16_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro15_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro17_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro

Pero empiezo por el principio. Se casaron en la Iglesia de San Andrés Apóstol, Alborada aportó toda la emoción con sus clásicos (para la madre del novio era un punto fundamental que interpretasen de sorpresa temas importantes para la pareja) No tenemos fotos ni vídeo de la ceremonia porque ya sabéis cómo está el tema de las exclusivas de las iglesias (esto daría para chorros de tinta…) pero a la salida les esperaban Hugo de la Morena y Older García para inmortalizar el momento con muchísimo gusto y profesionalidad, porque la hora era tan justa que tenían un handicap inmenso con la puesta de sol. Lo salvaron, como siempre, porque son grandes entre los grandes. Después de la misa, la celebración fue en La Finca de Fuentepizarro, con un menú increíble (tuve el gusto de probarlo y no tengo palabras) diseñado por Pepe Rodríguez (Estrella Michelín y Premio Nacional de Gastronomía). Las chicas de Canguros de la Guarda se encargaron de entretener y cuidar a los niños mientras los padres disfrutaban de la fiesta. Y por último, apuntad bien este grupo porque es un descubrimiento, para amenizar el baile (se lo pasaron tan bien que alargaron la fiesta), el grupo The Hot Tubes montó un auténtico fiestón que terminó Dosaune por todo lo alto.

18_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro19_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_claudiallagostera_mustang_fuentepizarro20_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_stationery_design_fuentepizarro21_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_stationery_design_fuentepizarro22_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception23_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception24_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception26_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception27_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception28_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception29_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception30_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception_presents32_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_wedding_reception_puros_barlovento
Dejo para el final lo que más me encantó del desarrollo de la boda, y eso que había tantas cosas que es difícil elegir. Pero sin duda, el baile de los novios, como ellos, sublime. Eligieron la canción de Los Ronaldos “No puedo vivir sin ti“. ¿Se puede ser más genial? Imposible!

34_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage35_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage36_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage37_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage38_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage39_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage41_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage42_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage43_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage47_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage53_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage

¿Os habéis quedado con ganas de más? Pues aquí viene el colofón de la noche. Si queréis una boda divertida, ya sabéis dónde llamar ;P

48_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage49_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage50_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage52_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage54_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico55_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico 56_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico 57_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico 58_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico 59_naraconnection_hugodelamorena_martayalvar_dancing_marriage_toromecanico

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *