branding for a wedding

¿Se puede llegar a confundir el nombre de unos novios? Pues sí, en este caso, al pasar los diseños pusimos Cayetana y Daniel y resultó ser Daniela y Cayetano. Estas cosas pasan… La explicación es que estaban juntos y se presentaron como Caye y Dani y entre ellos se hablaban en un tono más cariñoso. Había un 50% de meter la pata y claro, cómo no… Menos mal que se lo tomaron con humor y el logo lo dejamos en la fórmula acortada, que es como todos les conocen. Les encanta el estilo americano, las tipografías “chulas” y los dibujitos “con mucho rollo”. Así que, aprovechando que era una boda pequeña y se podía controlar bastante bien el presu para la producción, apostamos por este diseño con tablillas de las del chino (bueno, bonito y barato) y quedaron encantados.

La minuta, presentada en tablilla con pinza, con los platos a la izquierda y, a la derecha, los dibujos de la procedencia animal que contenía el menú. Para los invitados sin inconvenientes culinarios, un variado de todo. Para los que no comen carne, un menú especial con vegetales y pescado, por lo que el “pececillo” lo pusimos en un círculo. ¿Qué os parece la idea?

La invitación, un tarjetón muy informal con la misma tipografía y diseño del resto de la papelería. Los datos están un pelín desenfocados, porque se lee la dirección de su casa y los móviles, se entiende que para presentarlo no podemos dejar que se lea… Y en la tarjetita, unas palabras dedicadas a sus invitados y el número de cuenta.