the menu & thanks card

Algo más que personal, porque la papelería de Miguel y Nati la iba a diseñar Paula, una amiga íntima de la pareja. Pero por temas personales, sólo pudo diseñarles el logo y las invitaciones. Todo un reto, porque una amiga que les conoce bien siempre va a llegar más al corazón con el diseño, y lo último que quería era que se quedasen “fríos” después de que a ella le fuera imposible hacerlo.

Así que quedamos una mañana para desayunar en Madrid y les presenté 7 papelerías. La verdad es que durante todo el tiempo de los preparativos me dieron un montón de pistas y me basé en ellas para crear algo que les emocionase. Se las coloqué por orden cronológico, porque cuanto más les conocía, más claro tenía el concepto. Y lo cierto es que les gustaron todas, pero definitivamente les encantó la última, que es esta que podéis ver. Con el loguito de Paula abajo y un pattern diseñado especialmente para ellos.

Había un truco que ellos no sabían y es que me llamaron los padres porque querían regalarles algo muy muy especial. Una parte era un candy bar de infarto, y otra, la mejor calidad de papelería posible. Elegí para ellos un papel increíble con textura rugosa, tacto algodon y un buen gramaje. Lo mejor, la impresión, de dorado y en letterpress. Un lujazo que se encontraron de sorpresa cuando llegaron a la finca y vieron toda la papelería (minutas, meseros, listados, protocolo, tarjetón de agradecimiento encima de la minuta y cartelería), ya que ellos se esperaban otra cosa totalmente distinta. La expresión de sus caras, la mejor de las satisfacciones.