Rostros que venden

Son aclamadas en todas las alfombras rojas, verdes y amarillas. Incentivan el consumo, las marcas pagan para que las representen. Perseguidas por todo programa que quiera aumentar su share, están en toda buena agenda de comunicación que se precie, cobran dinerales por minutos frente al photocall de un evento.  Hipnotizan con su mirada acompañada de un cuerpo del delito. Toda prenda que se pongan es susceptible de desaparecer del stock de cualquier marca. Tienen una larga lista de seguidoras acérrimas a sus blogs y son conocidas como las grandes embajadoras del estilo. Cada una tiene el suyo propio y eso es lo que las hace diferentes, envidiadas y admiradas en todo el mundo y, muchas de ellas, también son españolas.

No paran de trabajar, lo cual implica viajes, conocer gente y mostrar siempre su mejor sonrisa, aunque eso no lo tienen tan difícil. Cada una de ellas tiene un rasgo distintivo, son las que destacan entre un millón y algunas hasta crean imperios empresariales sacando al mercado su propia fragancia o marca de ropa. Algunas incluso crean sus colecciones para firmas importantes, lo cual potencia las ventas considerablemente. Os mostramos ejemplos muy obvios de por qué son los rostros que más venden.

Your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *