save the date

Este es un formato sencillísimo de presentar un Save the Date, porque se puede personalizar con diseño o imagen por una cara y escribir el texto por la otra. Y en realidad, como fue este caso, basta con enviar por e-mail, a cada destinatario en su idioma, su STD correspondiente. Esta foto era muy simbólica para la pareja y con un diseño tipo postal quedó bastante apañado.